Volvieron los Guns N’Roses, con Axl enyesado

El viernes 8 de abril quedó marcado en el calendario de la música mundial como el día en que, oficialmente, Guns N’Roses volvió a los escenarios con Axl Rose y Slash juntos, luego de 23 años, y dieron el puntapie inicial a la maratónica gira Not In This Lifetime.

Lo peculiar de este primer show en el T-Mobile de Las Vegas fue ver a un Axl Rose enyesado y dando un concierto sentado en un moderno asiento especialmente diseñado para el rockero accidentado. Para esto, el cantante se inspiró en Dave Grohl, el ex Nirvana y líder de Foo Fighters quien también sufrió un accidente similar y, lejos de abandonar la gira, también cantó y tocó enyesado.

¿Qué sucedió? Axl Rose informó en su cuenta de Twitter que: “Esto es lo que te pasa cuando hacés algo que no habías hecho en casi 23 años”, en referencia a la fractura que sufrió en el quinto metatarso de su pie izquierdo durante el concierto sorpresa que dieron el 1 de abril en el Troubadour de Los Angeles. El tuit del cantante estuvo acompañado por la explicación de la doctora Rachel Triche, con radiografías incluidas, acerca del percance que sufrió el cantante de Indiana que, por el momento, se mantendrá sentado durante varios conciertos.

https://youtu.be/RMYCYg-Iosk

 

Con una lista de 23 temas, al comienzo atronador de “It´s So Easy” siguió un temá más accidentado (Mr. Brownstone) en dónde Axl omitió ciertas líneas vocales, el grupo californiano se mantuvo intacto a nivel sonoro. Pero la voz de Rose, bastante más grave y con ciertos resabios de la potencia de antaño (sobre todo en los agudos), muestra que el pase de los años no fue en vano. ¿Qué queda de la banda más salvaje del planeta?

No faltaron clásicos como “Welcome to the Jungle”, “You Could Be Mine”, “Sweet Child O´ Mine”, “Civil War”, “Nightrain”, “Patience” y el recurrente cierre con “Paradise City”.

También hubo lugar para los clásicos covers, con el agregado del instrumental “Wish You We Here” (Pink Floyd), como uno de los momentos cumbres de la noche. Una de las gemas de la velada fue Coma (tema que cierra el disco Use Your Illusion I) y que hace exactamente 23 años que no interpretan en vivo.

Sin Izzy Stradlin y Steven Adler, miembros de la alineación que catapultó al grupo a la fama con el disco Appetite for Destruction (también podríamos citar, en calidad de “suplentes” ausentes, al baterista Matt Sorum y al violero Gilby Clarke), este Guns And Roses 2016 conserva gran parte de su esencia mítica: Axl Rose en las voces, Slash en la guitarra, Duff McKagan (bajo) y Dizzy Reed (teclados), sumados a Richard Fortus (guitarra), Frank Ferrer (batería) y a la segunda tecladista Melissa Reese (quien reemplazó a Chris Pitman). Ella debutó una semana atrás en el exclusivo show que el grupo dio en el bar Troubadour y se convirtió en la primera mujer en formar parte estable de la alineación del grupo.

Esta noche, los Guns harán el segundo concierto de la gira en el mismo escenario de Las Vegas para luego ser cabeza de cartel del festival alternativo Coachella el 16 y el 23 de abril. En medio de esos shows, el grupo viajará a México para presentarse en el Foro Sol azteca el 19 y 20 de abril. En su sitio oficial, figuran 20 conciertos más que cierran, hasta el momento, el 22 de agosto en el Qualcomm Stadium de San Diego.

Hasta el momento, no hay planes de que el grupo vuele a tocar hacia Europa o bien baje a Sudamérica.

Fuente: Clarin

Compartir