El árbitro acusado de racismo planteó una tibia defensa y la polémica sigue creciendo

El árbitro Sebastián Coltescu, señalado como el autor de un comentario racista contra un jugador del Estambul Basaksehir en el partido disputado ayer por la Champions League, planteó una tibia defensa de su nombre y el ministro de Deportes de su país, salió a pedir disculpas.

El escándalo se desató cuando corrían 17 minutos del primer tiempo, cuando Pierre Webo, integrante del cuerpo técnico del equipo turco, acusó al cuarto árbitro de dedicarle comentarios racistas. “¡¿Por qué dijiste negro?!”, le reprochaba una y otra vez.

“Solo trato de ser bueno. No voy a leer ningún sitio de prensa estos días. ¡Cualquiera que me conozca sabe que no soy racista!”, expresó en declaraciones al portal Pro Sport.

Por otro lado, Ovidiu Hategan, compañero de terna arbitral, no quiso hablar sobre el tema, pero tampoco negó lo ocurrido dentro del campo de juego. “No podemos hacer ninguna declaración, primero debemos hablar con UEFA“, aclaró.

“Normalmente te respondería, pero esta noche no puedo. Evidentemente, estamos desolados, pero respeten nuestro silencio y entiendan la situación”, pidió.

Por su parte, el ministro de Deportes de Rumania, Ionut Stroe, dijo sentirse avergonzado por lo que ocurrió y expresó: “Pido disculpas en nombre del deporte rumano por este incidente desafortunado. Condenamos con firmeza cualquier tipo de expresión o declaración que pueda ser considerada racista o discriminatoria”.

El árbitro Sebastián Coltescu, señalado como el autor de un comentario
racista contra un jugador del Estambul Basaksehir en el partido disputado ayer
por la Champions League, planteó una tibia defensa de su nombre y el ministro
de Deportes de su país, salió a pedir disculpas.

 

El escándalo se desató cuando corrían 17 minutos del primer tiempo,
cuando Pierre Webo, integrante del cuerpo técnico del equipo turco, acusó al
cuarto árbitro de dedicarle comentarios racistas. “¡¿Por qué dijiste
negro?!”, le reprochaba una y otra vez.

 

 “Solo trato de ser bueno. No
voy a leer ningún sitio de prensa estos días. ¡Cualquiera que me conozca sabe
que no soy racista!”, expresó en declaraciones al portal Pro Sport.

 

Por otro lado, Ovidiu Hategan, compañero de terna arbitral, no quiso
hablar sobre el tema, pero tampoco negó lo ocurrido dentro del campo de juego.
“No podemos hacer ninguna declaración, primero debemos hablar con
UEFA”, aclaró.

 

“Normalmente te respondería, pero esta noche no puedo.
Evidentemente, estamos desolados, pero respeten nuestro silencio y entiendan la
situación”, pidió.

 

Por su parte, el ministro de Deportes de Rumania, Ionut Stroe, dijo
sentirse avergonzado por lo que ocurrió y expresó: “Pido disculpas en
nombre del deporte rumano por este incidente desafortunado. Condenamos con
firmeza cualquier tipo de expresión o declaración que pueda ser considerada
racista o discriminatoria”.

Fuente: https://www.eldiario24.com/nota/deportes/464240/arbitro-acusado-racismo-planteo-tibia-defensa-polemica-sigue-creciendo.html

Compartir