El trágico accidente que pudieron sufrir los jugadores argentinos

La Selección Argentina llegó a horas de la madrugada al país sudamericano. Por la obtención del mundial de futbol, fue recibida por una imponente multitud. Esa euforia de los jugadores quedó opacada durante algunos segundos, contemplando que en el recorrido del Aeropuerto de Ezeiza hacia el predio de la AFA hubo un momento cargado de tensión y casi sufren un accidente.

La relación entre los hinchas y los futbolistas se vio dividida durante largos años, pero desde la llegada de Lionel Scaloni hubo un gran acercamiento. A lo largo del proceso el equipo empezó a obtener títulos y a mostrar una forma de juego positivo, por lo que la unión fue cada vez más consolidada.

Te recomendamos:
Llegaron los Campeones del Mundo

La obtención de la Copa América potenció el vínculo sentimental y lo ocurrido en Qatar terminó de provocar un lazo amoroso que durará para toda la vida. Por esta razón la delegación llegó a la Argentina en un micro descapotable con la intención sentirse más cerca de la gente. Apenas el vehículo cruzó la puerta de ingreso al FBO del aeropuerto internacional Ministro Pistarini para tomar la calle lateral hasta la autopista Ricchieri ocurrió el episodio que paralizó los corazones.

Lionel Messi, Leandro Paredes, Rodrigo De Paul, Ángel Di María y Nicolás Otamendi ya estaban sentados en casi la única parte de techo que le había quedado al bus, en el fondo del piso superior. Los máximos referentes de la Scaloneta estaban anonadados por encontrarse con la marea albiceleste que ya desde ese lugar tenía previsto acompañarlos durante los seis kilómetros que lo separaban hasta la concentración.

El griterío y las muestras de amor eran tan grande que los propios futbolistas no observaron un conjunto de cables de electricidad. Recién a escasos centímetros se dieron cuenta de la situación y los obligó a acostarse sobre ese techito para no ser golpeados. 

Las caras de preocupación fueron elocuentes, pero el que estuvo más al límite fue Paredes. El hombre de la Juventus, quien convirtió en las definiciones desde el punto penal ante Países Bajos y Francia, perdió la gorra cuando un cable grueso de electricidad golpeó en su cuellos.

La Copa, a salvo

A pesar de ese momento cargado de tensión, el trofeo no tuvo ningún problema. Sin ir más lejos Lionel Messi subió una foto a su cuenta de Instagram durmiendo con la copa. «Buen día», escribió en su red social predilecta. Y, lógicamente, generó una revolución en el mundo virtual.

Una bienvenida impactante

El avión llegó a las 2.20 de la madrugada y fue «bautizado» por dos camiones que tiraron grandes chorros de agua, formando un arco. Además, en la zona de aterrizaje plantaron un escenario donde cantó La Mosca, que lógicamente entonó «Muchachos», canción que se convirtió en el himno argentino durante el Mundial de Qatar 2022.

Los festejos continuarán en el transcurso de la jornada, a tal punto que el Gobierno decretó feriado nacional para que la gente pueda salir a las calles. En horas del mediodía el plantel irá hacia el Obelisco, monumento histórico de Buenos Aires donde se estila hacer grandes celebraciones.

Fuente: https://www.eldiario24.com/nota/deportes/496730/tragico-accidente-pudieron-sufrir-jugadores-argentinos.html